Radiadores 

El sistema de calefacción por radiadores consiste en hacer circular el agua caliente, generada por una caldera, mediante una red de cañerías, hasta los radiadores ubicados en cada ambiente. Los radiadores, fabricados en aleación de aluminio, intercambian por convección natural el calor al ambiente.

La cantidad de calor que emiten los radiadores de calefacción, depende de la superficie de intercambio y la diferencia de temperatura entre la superficie del radiador y la del ambiente donde esté situado.

Cuanto mayor es la superficie de intercambio y mayor diferencia de temperatura más calor emite.

Existen varios tipos de radiadores; 

Radiadores de calefacción de hierro fundido o fundición

Son radiadores fabricados en hierro fundido. De gran durabilidad y muy resistentes. Estos radiadores se emplearon habitualmente en España en edificios de los años 70 y 80; hoy en día, se continúan instalando en colegios, viviendas etc, con diseños más innovadores. El montaje de realiza en base a elementos ensamblados según las necesidades caloríficas del local. El fabricante nos aportará la potencia calorífica por elemento.

Ventajas de los radiadores de fundición

  • Poseen una gran inercia térmica conservando durante mucho tiempo el calor.

  • Durabilidad.

  • Resistencia.

A tener en cuenta en los radiadores de fundición

  • Tardan más tiempo en conseguir la temperatura adecuada.

  • Precio más elevado.

  • Son más pesados.

Radiadores de calefacción de aluminio 

Son radiadores fabricados en aluminio. Son más actuales que los de fundición. Se montan en base a elementos ensamblados según las necesidades caloríficas que tengamos. El fabricante nos aportará la potencia calorífica por elemento.

Ventajas de los radiadores de aluminio

  • Poseen poca inercia térmica consiguiendo la temperatura en un corto periodo de tiempo.

  • Más económicos en precio (W/elemento) que los radiadores de fundición.

  • Más ligeros para su instalación.

  • Trabajan por convección y radiación.

A tener en cuenta en los radiadores de aluminio

  • Se enfrían rápidamente

  • Menor resistencia

Radiadores de calefacción de chapa de acero 

Son radiadores de calefacción que vienen fabricados en panel de chapa de acero de distintas longitudes. El fabricante nos aportará la potencia calorífica por metro lineal de panel.

Ventajas de los radiadores de chapa

  • Poseen poca inercia térmica por lo que, consiguen la temperatura en un corto periodo de tiempo.

  • Podemos «jugar» con las diferentes longitudes y alturas.

  • Más económicos en precio.

  • Más ligeros para su instalación.

  • Trabajan por convección y radiación.

  • Buena resistencia.

A tener en cuenta en los radiadores de chapa de acero

  • Instalación más compleja. Para empotrar necesitan espacios habilitados.

Convectores acero / acero inoxidable 

Aunque no son propiamente radiadores de calefacción ya que trabajan por convección, he decidido incluir este tipo de emisor de calor, ya que, trabaja igualmente con agua caliente procedente de un generador de calor.

Se utiliza habitualmente en viviendas de lujo así como en oficinas.

Ventajas de los convectores de calefacción

  • Poseen poca inercia térmica por lo que consiguen la temperatura en un corto periodo de tiempo.

  • Se pueden instalar bajo suelo, empotrados en pared en torreta, por lo que son ideales para edificios donde la estética prime.

  • Solución para grandes espacios acristalados.

  • Trabajan por convección con o sin ventilador.

  • Alta inercia térmica.

  • Altas prestaciones.

A tener en cuenta en los convectores de calor

  • Precio más elevado.

  • Instalación más compleja. Para empotrar necesitan espacios habilitados.

  • Elección de ubicación para eliminar molestias por nivel sonoro, aunque las marcas comerciales fabrican actualmente modelos con niveles sonoros muy reducidos.

¿Necesitas servicio técnico? ¿Consejo profesional?

¿Te gustaría saber de nuestras ofertas de instalación?